Si tu vehículo está equipado con el sistema de Encendido-Apagado Automático3, el motor se apaga automáticamente cuando el vehículo se detiene y vuelve a arrancar cuando sueltas el freno, para reducir el consumo de combustible.

El sistema de Encendido-Apagado Automático está siempre activado a menos que lo desactives con el botón de Encendido Automático ubicado en la consola central o en el tablero (según el modelo de tu vehículo).

Así es cómo funciona el sistema de Encendido-Apagado Automático:

  1. Cuando frenas y te detienes por completo, el motor se apaga.

  2. El motor vuelve a arrancar automáticamente, sin demoras, cuando sueltas el freno.

    En algunas situaciones, es posible que el vehículo vuelva a arrancar automáticamente, por ejemplo para:

    - Calentar el motor

    - Recargar la batería

    - Mantener la temperatura interior

¿Te resulta útil?