técnico inspeccionando el compartimento del motor

Cuando pisas el pedal del freno, es el líquido de frenos el que los activa para que puedas disminuir la velocidad. Por lo que el líquido de frenos es importante.

Pero al igual que con cualquier otro líquido del vehículo, se lo debe revisar con regularidad y cambiar con frecuencia.

Cada mes debes revisar el depósito de líquido de frenos para saber si el nivel es el correcto o debes agregar más líquido.

Si el nivel del líquido de frenos está un poco bajo, te enseñamos cómo compensarlo.

  1. Con el motor apagado, levanta el capó y busca el cilindro maestro del freno. Por lo general se encuentra en la parte posterior del compartimiento del motor, del lado del conductor.

    Cubre el guardabarros antes de abrir el cilindro maestro del freno y ten precaución cuando abras el contenedor del líquido de frenos, ya que puede dañar la pintura del vehículo.

  2. Usa un trapo o una toalla para limpiar el depósito del cilindro maestro y una tapa para evitar que le entre agua o suciedad mientras realizas el servicio. Si es necesario, limpia también las líneas de líquido.

  3. Revisa el nivel de líquido en el costado del depósito del cilindro maestro. Si el líquido de frenos está al mismo nivel o por debajo de la línea "MIN" está bien y no necesitas agregar más.

  4. Si el líquido está por debajo de la línea "MIN", quita la tapa del depósito con cuidado y agrega líquido de frenos hasta que el nivel esté justo por debajo de la línea "MÁX". No llenes de más.

  5. Con una toalla bien limpia o un trapo sin amoníaco, limpia la tapa del depósito por dentro: Puede tener líquido de frenos, suciedad/restos, o ambos, y necesita limpiarse antes de volverla a poner en su lugar.

  6. Coloca con cuidado la tapa en el depósito y presiona en las cuatro esquinas hasta que encaje en su lugar.

  7. Visita lo antes posible tu Concesionario Ford local para que revisen tus frenos, en especial si el nivel de líquido de frenos sigue bajado o si se vuelve oscuro. Quizás necesites realizar mantenimiento a los frenos.

Consejo Rápido

Hay tres tipos principales de líquido de frenos: DOT 3, DOT 4, y DOT 5.

Los líquidos DOT 3 y 4 son a base de glicol y la mayor diferencia entre ambos es el punto de ebullición: el DOT 4 hierve a una temperatura más alta, lo que puede ser beneficioso si los frenos reciben un uso intenso, o si participas en automovilismo. Claro que debes consultar tu manual del propietario antes para asegurarte que puedes usar DOT 4 en tu vehículo.

El líquido DOT 5 es a base de silicona: no absorbe la humedad como los líquidos DOT 3 y 4 y tiene un punto de ebullición más alto. No obstante, el líquido DOT 5 no debe agregarse nunca en vehículos que especifiquen el uso de líquido DOT 3 o 4, ya que puede causar daños en el sistema de frenos.

¿Te resulta útil?